Síguenos en

¿Dudas sobre la crema facial que necesitas según tu tipo de piel? ¡Te las resolvemos!

tipo piel crema

Por qué es tan importante adaptar tu crema facial a tu tipo de piel

No es ningún secreto que a todas nos gustaría tener una piel perfecta, impoluta, brillante y súper suave. Eso sí, para conseguirlo, no todas las pieles necesitan la misma estrategia. Por eso, empezamos este post recordándote algo que te vamos a repetir más de una vez: es realmente importante conocer cuál es tu tipo de piel y así poder cuidarla con la crema facial específica que mejor se adapte a ella.

Quizás en algún momento has visto que la piel de una amiga brillaba como nunca y le has preguntado qué crema estaba utilizando para hacerte con ella. Es posible que su tipo de piel sea el mismo que el tuyo y la crema te funcione bien. Pero, ¿qué pasa si tenéis una piel completamente distinta y es peor el remedio que la enfermedad? No comerías un alimento al que eres alérgica porque te digan que es saludable, ¿verdad? ¡Pues lo mismo pasa con tu piel! Usar un producto inadecuado es ineficaz e incluso podría ser perjudicial.

¡Ojo! Es muy importante no confundir los tipos de piel con los problemas dermatológicos. De hecho, independientemente del tipo que tengas, puedes desarrollar un trastorno de la piel en algún momento.

Aunque es lógico que nuestra piel cambie con el paso del tiempo debido al clima, la exposición al sol y el envejecimiento, el tipo de piel tiene un origen genético y, por lo tanto, se mantiene a lo largo de toda la vida. Curioso, ¿verdad? Hoy vamos a hablar de las pieles normales, grasas y mixtas, recomendándote una crema adecuada a cada una de ellas. ¿Estás preparada para que tu piel esté más hidratada y saludable que nunca? ¡Sigue leyendo!

crema facial tipo de piel
Dale a tu rostro la crema facial que necesita y tu piel lucirá como nunca.

¿Piel atópica? ¡Te contamos cuáles son los mejores productos para mimarla!

¿Qué tipo de piel tienes? ¡Te damos 2 tips para descubrirlo!

Llegados a este punto, te habrás dado cuenta que saber qué tipo de piel tienes no siempre es tarea fácil; cada piel es un mundo y, además, va cambiando con el tiempo. Sin embargo, aquí te dejamos 2 sencillas maneras para descubrirlo:

1. Método de la cara desnuda

Con ese nombre, ya te habrás hecho una idea de que lo primero que debes hacer es limpiar tu cara a fondo con un limpiador suave y secarla con delicadeza. Una vez has limpiado tu piel, déjala «desnuda» sin aplicar ninguna crema hidratante o tratamiento. Pon el cronómetro a cero y deja pasar 30 minutos. ¿Listo? Muy bien, ahora examina tus mejillas, barbilla, nariz y frente para comprobar si hay brillo. Toma nota de todo y deja pasar otros 3o minutos más. ¿Tu piel se siente reseca, sobre todo al sonreír o al realizar cualquier otra expresión facial? Si la respuesta es sí, probablemente tengas una piel seca. Si por el contrario ves que hay un brillo notable en la nariz y la frente, parece que tu piel es normal o mixta. Por último, si además de la frente y la nariz, descubres también brillo en tus mejillas, seguramente tengas una piel grasa.

2. Método de la hoja secante

¿Tienes un poco de prisa y no puedes dedicar una hora para descubrir tu tipo de piel? No hay problema, ¡tenemos otra opción! Este método es mucho más rápido y es una de las mejores formas para diferenciar entre los tipos de piel grasa y seca.

A la hora de empezar este método, también debemos tener la cara limpia y sin ningún producto cosmético sobre ella. ¿Paso completado? Ahora coge un papel seco y da toquecitos suaves por las diferentes áreas de tu rostro. El siguiente paso es sostener el papel a la luz para evaluar cuánta grasa es visible. Si en el papel poca o nada de grasa, lo más probable es que tengas un tipo de piel seca. Si por el contrario el papel presenta grasa recogida de las áreas de la frente y la nariz, tu piel es normal o mixta. Finalmente, si la hoja tiene una cantidad de grasa considerable, lo más seguro es que tengas un tipo de piel grasa.

Para cada tipo de piel, ¡una crema facial!

Una vez has descubierto el tipo de piel que tienes, llega el momento de descubrir qué cuidados y qué cremas faciales son las ideales para cada tipo de piel. ¡Toma nota y no te pierdas detalle!

Pieles secas

Si tu piel tiene un aspecto áspero y descamado porque carece de hidratación y lípidos (grasa), tienes una piel seca que necesita cosméticos extra hidratantes que la recuperen.

Características

  • Es una piel menos elástica, por eso notarás cierta tirantez y, en muchas ocasiones, tiende a picar.
  • Suele irritarse ante factores ambientales externos. Por ejemplo, con los cambios de temperatura.

Consejos para cuidarla al máximo

  • Una dieta saludable siempre es la clave para que tu piel luzca saludable. Además, lo ideal es que bebas 2 litros de agua al día.
  • Los productos de cuidado ricos en aceites naturales te ayudarán a aliviar y relajar tu piel.
  • Las cremas de día que utilices, siempre con factor de protección solar para proteger tu piel de la radiación UV.
  • El sérum es el complemento perfecto de tu crema hidratante.

¡Nuestra recomendación!

Si tienes una piel seca y necesitas ese extra de mimo e hidratación, te recomendamos nuestra Crema Facial de Alta Nutrición V-Perfect Gold. Utilízala a diario y consigue un efecto progresivo que redensifica la piel, rellena las arruguitas, te aporta elasticidad y te ayuda a la producción de colágeno.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Thader Th Pharma (@thpharma)

 Pieles mixtas o normales

¿Te miras al espejo, ves que la piel de tu rostro es elástica, suave y con un tono rosado? Entonces tu piel es de tipo normal. Eso sí, ¡eso no quita que requiera ciertos cuidados!

Características

  • Su tonalidad es rosada.
  • Presenta un aspecto suave y con poros pequeños.
  • Cuenta con una buena circulación y elasticidad.

Consejos para cuidarla al máximo

  • Una o dos veces por semana, exfolia tu piel con exfoliantes suaves para eliminar las impurezas y células muertas.
  • La crema de noche y de día, muy importante para mantener la piel fresca.
  • Para el contorno de ojos, utiliza una crema específica. ¡Conseguirás una mirada radiante!

¡Nuestra recomendación!

¿Tienes la piel mixta? Tenemos la opción perfecta para ti: la Crema Reparadora Facial V-Ministral C. Está formulada con TH-SCA, Proteoglicanos y Vitamina C Pura para restaurar, hidratar y nutrir intensamente tu piel.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Thader Th Pharma (@thpharma)

 

Pieles grasas

Si tienes este tipo de piel, significa que tiendes a producir más sebo del necesario. La predisposición genética, el estrés o temas hormonales, son algunas de las causas.

Características

  • Poros de gran tamaño y brillo abundante en determinadas zonas del rostro (barbilla, nariz, mejillas …).
  • Tendencia a la aparición de impurezas , como granitosespinillas.

Consejos para cuidarla al máximo

  • Es súper importante que limpies y desmaquilles tu cara cada noche para no taponar los poros.
  • Una vez a la semana exfolia tu piel con una exfoliación suave y una mascarilla facial
  • Sabemos que es difícil contenerse pero …¡no te toques los granitos ni los puntos negros!
  • Para hidratar el rostro y evitar los brillos, utiliza un producto de cuidado facial matificante.

¡Nuestra recomendación!

Para terminar, también tenemos la crema que necesitas si para regular tu piel si es con tendencia grasa. Nuestra Crema de Día V-Treatment actúa como tratamiento hidratante y protector de la piel durante 24 horas. La opción ideal para pieles sensibles con factor de protección solar F.P.S. 15. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Thader Th Pharma (@thpharma)

¡Ya hemos llegado al final del post! Esperamos que te haya sido útil toda la info sobre el tipo de piel y que a partir de ahora le des a la piel de tu cara la crema que se merece para que luzca de una forma espectacular. Cualquier duda, ya sabes que nos puedes escribir por redes o dejarnos un comentario.

¡Nos leemos! 🙂

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)


Deja una respuesta

Entradas relacionadas