Síguenos en

¿Piel reactiva? Descubre los mejores productos para tratarla

piel reactiva

¿Tienes la piel reactiva? ¿Sabes cuáles son los mejores productos para tratarla? ¿Existen diferencias entre piel sensible y piel reactiva? Son muchas las dudas alrededor de este tipo de piel que cada día afecta a más personas en el mundo. Pero, por suerte, existen productos especializados y muy efectivos para tratar la piel reactiva. ¿Quieres conocerlos?

¿Qué es la piel reactiva?

Cada piel es diferente, pero hay algunas que son más especiales que otras y requieren de mayores cuidados. Por eso, es muy importante que conozcas tu piel. De esta forma, será mucho más fácil encontrar los productos adecuados que respondan a tus necesidades concretas.

Pero empezamos por lo básico. ¿Qué es la piel reactiva? Cuando hablamos de piel reactiva hacemos referencia a un tipo de piel sensible. Su principal característica es la extrema sensibilidad en la piel causada por factores externos e internos. De forma general, la piel suele irritarse con facilidad y es frecuente que aparecen señales como enrojecimiento, ardor, sequedad, o tirantez.

¿Pieles sensibles, reactivas o irradiadas?

Es habitual preguntarse si existen diferencias entre piel sensible y piel reactiva. Como hemos comentado en el punto anterior, lo cierto es que no, no se pueden realizar diferencias entre ambas, ya que en realidad hacen referencia al mismo problema.

Cuando hablamos de piel reactiva hacemos referencia a un tipo de piel sensible. Su principal característica es la extrema sensibilidad en la piel causada por factores externos e internos. 

En cambio, la piel irradiada es aquella piel sometida a sesiones de radioterapia que, dependiendo de su intensidad, puede provocar los siguientes síntomas: eritemas, piel seca y descamada, reacciones húmedas o aparición de llagas y úlceras.

Si en tu caso tienes la piel atópica, aquí te damos algunas claves para mimarla con los productos adecuados.

Causas de la piel reactiva

El origen de una piel reactiva puede estar motivada por varias causas. Las más frecuentes son los factores medioambientales, el estrés, hipersensibilidad a los cambios bruscos de temperaturas o los efectos de los rayos solares.

causas pieles reactivas

Los factores químicos, como el contacto con productos o ingredientes poco tolerados o el roce con algunos tejidos, pueden hacer reaccionar la piel y dejarla enrojecida o tirante. Incluso la ingesta de ciertos alimentos o alcohol puede llegar a debilitar los vasos sanguíneos, favoreciendo la aparición de rojeces en las pieles reactivas.

Cómo tratar la piel reactiva

Hoy en día es mucho más fácil cuidar la piel sensible que hace unos años. El avance de la ciencia y la investigación ha posibilitado que existan diferentes tratamientos así como productos indicados para este tipo de pieles.

En el siguiente punto hablaremos de un tratamiento efectivo patentado con fórmulas exclusivas de Thader TH Pharma, pero también es importante que sigáis las recomendaciones y consejos para tratar la piel reactiva sobre alimentación.

Por ejemplo, los alimentos con alto contenido en vitaminas y minerales son perfectos para cuidar tu piel. Consume alimentos ricos en Omega 3 y 6, y en vitaminas del grupo B y C (cereales integrales, frutas y verduras).

Los antioxidantes que puedes encontrar en zanahorias, espinacas o limón también te ayudarán en la reducción de la sensibilidad cutánea. No te olvides tampoco de nueces o el queso curado, muy ricos en zinc.

tratamiento piel reactiva

Tratamientos para piel reactiva: TH-SCA, una solución más que eficaz

De la misma forma que cuidar la alimentación nos puede ayudar, y mucho, a cuidar la piel reactiva, existen tratamientos y productos cosméticos avalados científicamente para combatir este problema.

Los tratamientos con TH-SCA formulados en los laboratorios de Thader TH Pharma protegen y ayudan a reparar las estructuras más sensibles de la piel debido a que son biológicamente muy ricos en proteínas y glucopolisacáridos.

Los tratamientos con TH-SCA de TH Pharma son perfectos para combatir los problemas que provocan la piel reactiva

Este cóctel biológico constituye una herramienta ideal en el tratamiento contra quemaduras, picores, sequedad o escoceduras como las que se producen en la piel reactiva, pero también de diferente índole u origen, especialmente las provocadas por los efectos de la radiación solar.

Piel reactiva y sensible: cremas y pomadas recomendadas

Entre los mejores productos para tratar la piel reactiva se encuentran algunas cremas y pomadas patentadas por Thader TH Pharma.

La pomada contra quemaduras Syntran Topic-10 está desarrollada especialmente para pieles sensibles y reactivas. En su formulación cuenta con TH-SCA al 10% para aliviar la piel y ayudar a su regeneración. Su fórmula está enriquecida con activos regenerantes, hidratantes y calmantes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Thader Th Pharma (@thpharma)

Entre sus beneficios están los siguientes:

  • Calma la piel reactiva.
  • Alivia la incomodidad cutánea, quemazón, picor…
  • Reduce el enrojecimiento de pieles sensibles y reactivas.

Para combatir las pieles radiadas, la Pomada regeneradora al 15% TH-SCA Booster Topic-15 se ha desarrollado para su uso tras la exposición a tratamientos agresivos para la piel. Formulada al 15% con TH-SCA, protege, regenera, hidrata y alivia la piel tras la aplicación de terapias agresivas como la radioterapia. Sin perfume.

pomada pieles reactivas
Booster Topic 15 de Thader TH Pharma.

Consejos para pieles reactivas

Estos son algunos de los productos recomendados para tratar la piel reactiva, pero es importante que sigas una rutina diaria de limpieza con ellos con el objetivo de que su uso sea más eficaz.

Es recomendable que, previamente a su aplicación, tengas la piel limpia para eliminar por completo los restos de suciedad y de polución que se hayan podido quedar en la dermis.

Otro consejo es aplicar un protector solar con un SPF alto para reducir al mínimo los efectos nocivos de los rayos del sol.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 3)


Entradas relacionadas